15 maneras de mantener protegida tu cuenta de WordPress

1. Cambia las contraseñas con regularidad: no solo la de WordPress sino también las de acceso FTP, PHPmyAdmin e incluso la de acceso al panel de control de tu proveedor de alojamiento.

Te puedes ayudar de algún plugin para forzar el cambio de contraseña en WordPress, el resto es cosa tuya. Lo ideal es que cambies tus claves como mínimo cada mes, y siempre uses buenas contraseñas, de al menos 12 caracteres que incluyan mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales.

2. Asegura la instalación de WordPress: aprovecha los muchos y buenos plugins para asegurar WordPress. Hay muchos y buenos, y encontrar la perfecta combinación hará tu WordPress mucho más seguro.

3. Actualiza todo: no te fíes de plugins y temas sin actualizar o que llevan mucho tiempo sin tener una revisión por parte del desarrollador. Muchos plugins y temas usan scripts susceptibles de ser hackeados para incluir malware así que empieza por ahí. Una de las ventajas de los temas y plugins premium (de pago) es que el desarrollador adquiere un compromiso de actualización y cuidado por sus clientes, de manera que va actualizando sus productos para que sean seguros. Una opción también segura es probar siempre plugins y temas del repositorio oficial, pues también están sujetos a un proceso de revisión. Por supuesto, jamás descargues temas premium (o no) desde redes P2P por ahorrarte unos pocos euros, ahí te aseguro que en el 99% de las veces te vas a encontrar temas y plugins con código inyectado y luego lo lamentarás.

4. Haz copias de seguridad: siempre.  No dejes al azar el hecho de que una mañana te dispongas a visitar tu web o blog y descubras que no puedes acceder o que te lo han inyectado de malware. Hay muchos y buenos plugins para hacer backup en WordPress, además de las utilidades de backup de los proveedores de hosting. Hay incluso utilidades para hacer backup de WordPress en Dropbox.

5. Limpia la tabla wp_options: esta es una de las tablas de la base de datos más delicada, donde están los ajustes e información de acceso de WordPress, así que limpia esta tabla de todo lo que sobre habitualmente.

6. Cambia de ruta del fichero wp-config y la carpeta wp-content: desde hace ya varias versiones que es posible cambiar la ruta del archivo wp-config.php y la carpeta wp-content.

El fichero wp-config.php es uno de los más peligrosos pues contiene la información de acceso a tu base de datos. la carpeta wp-content contiene los plugins, el tema que usas y muchos ficheros de configuración de plugins y scripts, además de cachés, así que es buena idea eliminar las rutas de acceso obvias para evitar miradas indiscretas.

7. Protege el archivo .htaccess: otro de los archivos vitales de cualquier instalación, que contiene ajustes y rutas de todo tipo, que además se carga antes que todo lo demás, es el fichero de Apache .htaccess. Así que no está de más protegerlo, cosa que además es muy fácil como expliqué en el artículo de cómo proteger el archivo .htaccess.

8. Usa el  archivo .htaccess como protección extra: si ya has protegido el mismo fichero .htaccess puedes proteger WordPress desde el archivo .htaccess con una buena cantidad de instrucciones que te evitarán más de un disgusto.

9. No des información gratuita: evita a toda costa etiquetas “meta” y HTML que informen de la versión de WordPress, elimina el archivo “readme.html“, borra el fichero “wp-admin/install.php” y cualquier otro que facilite información sobre tu instalación de WordPress.

10. Cambia las rutas de acceso a WordPress: otro modo de entorpecer los accesos automáticos es cambiar las rutas de acceso habituales de WordPress. Por si solo no es el sumum de la seguridad pero evita, una vez infectado, acciones automáticas de scripts de malware, que normalmente actúan sobre las rutas predefinidas por WordPress.

11. Limita los intentos de acceso: otro modo de evitar automatizaciones del malware es limitar los intentos de acceso fallidos. Para esto tienes unos cuantos buenos plugins.

12. Cambia los “salt” del archivo wp-config.php: desde WordPress 3.0 el archivo “wp-config.php” incluye una buena cantidad de “salts” de seguridad, que son una medida de proteger tu WordPress. En el mismo archivo tienes la ruta para elegir una nueva cadena y cambiarlos. Hazlo de vez en cuando, pues con ello forzarás el cierre de sesión de accesos permanentes, algo que usan bastantes códigos malware.

13. Vigila cambios en archivos de WordPress: te puedes ayudar de fantásticos plugins para vigilar cambios en los ficheros de WordPress que podrían significar una inyección de código malware.

14. Configura alertas de seguridad: hay muchos servicios web que ofrecen sistema de alertas que te avisan si tu sitio está comprometido por malware o inyecciones de código. Muchos son gratuitos y bastante competentes así que date de alta en alguno, mejorarán tu control de la seguridad de WordPress.

15.Crea una cuenta en Google Webmaster Tools: las herramientas para webmasters de Google, además de avisarte de las actualizaciones de WordPress te informarán de inyecciones de código y como eliminarlas, además de que es el lugar donde retirar los avisos de sitio malicioso, para que no veas nunca en una web tuya.

Fuente: Ayuda WordPress

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s